Páginas

domingo, 27 de noviembre de 2016

DISCURSO DE BODA

Buenas tardes a todos, soy Alexia Salcedo la madrina de la boda y la mejor amiga de la novia. Os quiero agradecer a todos por compartir este día tan especial junto a ellos.
En este día tan especial, me viene a la cabeza el primer día que me hablaste de él. De lo ilusionada que estabas y de lo descolocada que te sentías… Madre mía, solo hacía falta ver la emoción en tu cara, y las ganas constantes de hablar de él, de lo feliz que te hacía y lo nerviosa que te ponías cada vez que le veías. Yo sólo pensaba que le tenía que conocer, que algún fallo le tenía que sacar que no podía ser tan especial, pues aún no había conocido chico suficiente para ti. Y como muy pocas veces suele pasar, me equivoqué, de la noche a la mañana se había convertido uno más de mi familia, porque amigo mío… te has casado con mi hermana.
También hoy quería decir que me siento orgullosa, de haber compartido prácticamente media vida con vosotros, una vida llena de risas, tonterías y llantos… Porque año tras año os habéis ido superando como pareja y también por separado. Gracias por hacerme participe de este momento que recordareis toda vuestra vida, de este amor tan puro y de estas ganas que tengo de veros formar una familia.
Y bueno, mi querida niña chica… Has estado en todos los momentos especiales de mi vida desde que tengo uso de razón, que ya no me imagino un verano esta las tantas de la mañana, de tardes de pelis y llorera, de mareaos a nuestras madres, de vamos a tomar algo y terminar en el lugar menos pensado, de las meriendas de tu bubu (abuela), de llamadas de madrugada… El día que me falte todo eso y más, no sé qué será de mí, porque a veces tu alma gemela simplemente es tu mejor amiga.
Gracias por ser mi refugio, mi suerte, mi inseparable.
Y gracias a ti Carlos, por ser el especial, el indicado, el amor de su vida.

Os deseo una vida maravillosa, y rebosante de felicidad. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada